martes, 11 de diciembre de 2012

HOY DÍA NACIONAL DEL TANGO

El DÍA NACIONAL DEL TANGO se festeja el 11 de diciembre, en homenaje al nacimiento de dos figuras representativas del tango: Carlos Gardel, conocido como "El Zo
rzal Criollo" y creador del "Tango canción", y del gran director de orquesta Julio De Caro.

La idea de festejarlo surgió de una forma muy particular. El 11 de diciembre de 1965, Ben Molar (Moisés Smolarchik Brenner) iba a la casa de Julio De Caro para festejar su cumpleaños, cuando se dio cuenta que, tanto De Caro como Carlos Gardel, habían nacido el mismo día.

Presentó entonces una propuesta, al Secretario de Cultura de la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires, para que ese día se instituyera el "Día del Tango". Once años más tarde, después de mucho recorrer y de observar cómo las autoridades no escuchaban su pedido, amenazó cordialmente al Secretario de Cultura con hacer una gran movilización radial, televisiva y gráfica en la cual anunciaría la organización de un festival en el Luna Park en apoyo del "Día del Tango". Le pidió a Tito Lectoure, el dueño del Luna Park, el lugar para esa fecha. A las dos horas del ultimátum, se produjo el milagro: llegó el decreto anhelado durante tantos años.

Ese 11 de diciembre el festival se realizó con la presencia enfervorizada de muchos espectadores que celebraron el anuncio y vivaron de pie a sus máximos ídolos.

Estuvieron presentes los más grandes músicos, orquestas, cantantes, animadores, locutores, periodistas y personalidades vinculadas con el tango. Esa noche, Julio De Caro recibió muy emocionado en el escenario el aplauso de unas 15 mil personas que cantaron su cumpleaños.

Sin embargo, para Ben Molar esto no fue suficiente: se propuso llevar las cosas a nivel nacional. El 23 de diciembre de ese año, a pedido del Secretario de Estado de Cultura de la Nación, Doctor Raúl Alberto Casal, organizó una despedida tanguera de ese año 1977 en el Teatro Nacional Cervantes.

A cambio, Ben Molar le pidió la aprobación del decreto a nivel nacional y el Ministro respondió afirmativamente. De ese modo el día del Tango pasó a ser el DÍA NACIONAL DEL TANGO.

jueves, 20 de septiembre de 2012

Gardel era francés...

Gardel y la partida de nacimientoEn una investigación de más de diez años editada en el libro El padre de Gardel, se devela la procedencia del Zorzal criollo, mostrando documentación que acredita que nació en Toulouse, Francia, el 11 de diciembre de 1890, como la partida de nacimiento. Su verdadero nombre era Charles Romuald Gardes.

Los autores del libro, el argentino Juan Carlos Esteban y los franceses Georges Galopa y Monique Ruffié, revelan que Carlos Gardel vino al país a los dos años y tres meses en brazos de su madre, Berthe Gardes, quien fue expulsada de su familia en su país de origen por ser madre soltera. De allí que la patria adoptiva de Gardel fuera la Argentina, país que le dio su ciudadanía y residencia hasta su temprana muerte, a los 45 años, en un accidente aéreo en Colombia.
Según cuenta uno de los autores de la investigación, Juan Carlos Esteban, “nos propusimos analizar la genealogía de Gardel a partir de la madre. Nos centramos en aquellos elementos que tuvieran una documentación de base jurídica a partir de los dos juicios sucesorios: uno se suscitó a partir de la muerte de Gardel, en 1935, y otro en 1936 en Uruguay, donde tenía propiedades. La madre promovió el juicio sucesorio y se buscaron antecedentes de su nacimiento y registro en Toulouse”.
Gardel nació en 1890 y, cuando en 1914 se declara la Primera Guerra Mundial, él tenía 24 años y era ciudadano francés en la Argentina, entonces hubiera tenido que concurrir al Consulado Francés para inscribirse y marchar al frente. Gardel, por su formación y porque se sentía eminentemente argentino, no tenía un sentimiento patriótico de compromiso con Francia. Sí lo tenía con la Argentina. Entonces, no concurrió a registrarse. En 1920 la compañía de Rosas lo convocó para viajar a España por una temporada teatral. Él estaba indocumentado, porque el hecho de no concurrir a la embajada para registrarse como ciudadano francés le impidió recibir la cartilla militar y el registro en gendarmería”, explica el autor.
“Entonces, él decidió en 1920 inscribirse en el consulado uruguayo amparándose en una legislación muy particular para súbditos uruguayos residentes en otros países. Se registró como uruguayo nacido en Tacuarembó tres años antes de su verdadero nacimiento: se anotó como nacido el 11 de diciembre pero de 1887. En vez de poner Gardes, se inscribió como Gardel, su nombre artístico“, agrega.
“Con eso él consigue que le den un certificado provisorio por un año como uruguayo, pero no está registrada en ningún libro esa documentación, no aparece ni en la embajada, ni en relaciones exteriores, ni en el ministerio del interior del Uruguay. Tampoco hay partida de nacimiento de ahí tampoco. La partida es de Toulouse”, revela.
Luego, el intérprete sacó cedula de identidad, pasaporte y certificado de nacionalidad argentino.
Además, la investigación revela que una supuesta media hermana de Gardel todavía vive en Toulouse, con 93 años. Uno de sus hijos tiene la idea de hacerse un ADN porque dice que es familiar de Gardel.

jueves, 16 de agosto de 2012

El Mundial de tango se vive en las pistas porteñas

Lunes por la noche la pista de Canning sirvió de termómetro para medir la temperatura del Mundial que ya empezó (vean la agenda día por día acá):  mucha gente de Japón, Corea, Colombia y Turquía, entre otros países, y bailando bastante bien.  Pero lo mejor fueron las exhibiciones del Seminario de Maestros del Estudio La Esquina, entre ellos, el de Sebastián Jiménez y María Inés Bogado, Campeones de Tango Salón 2010, que le rindieron un verdadero homenaje al tango al piso, el que bailamos acá, en Buenos Aires.

 Tango Salón Extremo, o el secreto de los campeones
Muchas parejas de extranjeros y del interior del país ya están en la ciudad entrenando duro para pasar las rondas clasificatorias y llegar a la final del Mundial de Tango, que empieza mañana 14 de agosto con un show en la Usina de las Ideas. Los más aplicados trabajan durante varias horas al día, toman clases privadas con maestros locales o bien participan de los varios programas de entrenamiento intensivo que ofrecen las escuelas, como el Estudio La Esquina, de Fernando Galera y Vilma Vega, reconocidos maestros y b

ailarines. Desde hace tres años organizan un seminario de Tango Salón Extremo - extremo por tratarse de puro baile al piso –  y que este año cuenta con la ilustre participación de cuatro parejas representativas del estilo, y ya consagradas en ediciones anteriores.
“El proyecto surgió por la demanda de alumnos nuestros y de otros maestros que venían a prepararse para el mundial – cuenta Fernando, que este año no dará las clases, pero sí coordinará el encuentro. “Muchos son del interior del país y también de Venezuela, Colombia, México entre otros lugares. En el programa no se ven cosas nuevas sino que se profundiza en aspectos básicos del Tango Salón, y que son los que mira el jurado a la hora de votar. Por ejemplo, el caminar, el estilo y la intención del abrazo. Este año lo armamos con parejas que ganaron en ediciones anteriores del Mundial, salvo una que ganó en Escenario, y que la incorporamos porque es necesario saber manejar el baile de salón en un espacio como el escenario, donde se desarrolla el certámen”.
¿Qué buscan mejorar los extranjeros?. “La principal inquietud es entender qué les pasa a los argentinos cuando bailan, para eso se matan escuchando tangos. No es casual que entre las 10 mejores parejas del año pasado, haya habido tantos extranjeros. Para eso hacemos foco en el abrazo como abrazo y no como postura, y con la música buscamos que aprendan a escuchar las pausas, a bailar con la música.  Y les recordamos que no deben copiar estilos, aunque lamentablemente en las últimas ediciones vemos que a la final siempre llegan los que copian el estilo de un maestro en particular” explica.
Natasha Aguledo y Diego Benavídez (Campeones 2011); Cristina Sosa y Daniel Nacucchio (2008), Sebastián Jiménez y María Inés Bogado (2010) y Jonathan Spitel y Betsabet Flores (Tango escenario 2009) contarán a lo largo de 8 clases de tres horas cada una, algunos secretos de su baile, y para los que nunca los vieron bailar, esta noche tienen una oportunidad única de verlos reunidos en la pista de Salón Canning, en la velada de apertura del seminario que se extiende del 13 al 24 de agosto.

jueves, 9 de agosto de 2012

Tango gay en las milongas de Buenos Aires...

“Al mal tiempo, buena cara” está sonando sobre la pista de madera alumbrada por focos rojos y amarillos: diez parejas bailan, pero sólo dos son de hombre y mujer. Algunos hombres cierran los ojos, se entregan mejilla con mejilla a sus compañeros y hacen piruetas sensuales con las piernas. Una mujer de 30 años se acerca a otra y le dice: “¿Querés bailar?”.
La escena se puede ver varias veces por semana en milongas que permiten bailar tango a parejas gay en la Ciudad. Dicho de otro modo: permiten que los roles rígidos de hombre y mujer varíen para que cada integrante de la pareja asuma el que más le guste. El fenómeno comenzó hace años, pero tímidamente, en reductos pequeños y con concurrencia baja. Ahora, sin embargo, se disparó, con más convocatoria (noches de hasta 70 parejas en pista) y hasta dos festivales previstos para este año. Un cronista de Clarín se lanzó a descubrir el velo de ese submundo que ahora se hace visible.
Se habla, principalmente, de dos lugares: “Tango Queer”, con clases y milonga los martes en Perú 571, y “La Marshall”, los domingos en Rivadavia 1392 y los viernes en Riobamba 416. Pero hay otros sitios como la milonga La Bataclana, el segundo domingo de cada mes.
“Cuando empecé en 2002, había cuatro chicas. Ahora vienen entre 30 y 70 personas cada noche”, dice Mariano Docampo, que dirige “Tango Queer”. Javier, de “La Marshall”, agrega que hay un público fiel que se está afianzando, además de los que vienen para probar y se van quedando. Alrededor del 40% de los visitantes son extranjeros. La edad varía entre 20 y 70 años, con predominio del segmento 25-45.
En las escuelas, no se habla del papel del hombre y de la mujer, sino de “conductor” y de “conducido”. Mariano Garcés, profesor en “Queer Tango Marathon”, precisa que cada uno aprende los dos roles. “Así se entiende cómo baila el otro”, opina Daniel, de 46 años. Marco, de 44 años, agrega: “Los dos roles me gustan. Al ser conducido, escuchás la música de tu pareja. El conductor transmite la intención, que está en su abrazo”.
En “La Marshall” se enseña la técnica del tango tradicional. “Hay costumbres que no se deben perder, como el cabeceo, que consiste en invitar a distancia”, dice Javier. En “Tango Queer” la gente va hasta la mesa para invitar y es muy raro que se rechace un baile. El resto: ropa informal, ambiente relajado.
“Hace 20 años, era impensable que dos hombres bailaran juntos. Iba con mujeres y miraba a los hombres. Siempre fue mi sueño bailar con ellos”, precisa Sergio, 62 años. Mayra, de 22, agrega: “Una lesbiana obviamente prefiere la compañía de una mujer. Vine a tango Queer también porque me gusta llevar y cambiar los roles”.
La joven agrega: “En el tango tradicional te explican el rol femenino y tenés que esperar a tu compañero, es machista”. Agrega: “Acá no hay prejuicio de identidad sexual. Las mujeres no ocupan las posiciones que tenían hace otros años y el tango no puede ser ajeno a los cambios que se están dando”.
Pablo “El Indio” Benavente, profesor en “La Catedral” y organizador de una milonga en plaza Dorrego, explica que los prejuicios están cayendo y que cada vez más milongas aceptan parejas del mismo sexo. Es el caso de “La Viruta” y de lugares más pequeños como “La Práctica de Jesús” y “La Picola Milonga”. Sin embargo, una profesora de la red de clubes tradicionales “Megatlon”, donde se enseña tango, dice: “Ahí no está prohibido formalmente, pero no se puede hacer. Viene gente grande que no está preparada para eso, es una cuestión de imagen”.
La maestra dice que da clases a grupos gay en lugares privados y que todavía no hay una apertura a esos cambios. Igual, en el último mundial de tango, se dejó por primera vez de hablar de rol de hombre y de mujer y se usó el vocabulario de “conductor” y “conducido”. Cosas de la época, que ningún tanguero todavía cantó.

domingo, 5 de agosto de 2012

Mundial de Tango en Vicente López...

Locales. La pareja que representará a la Zona Norte, junto a Macri. La pareja que representará a la Zona Norte.-
Vicente López fue elegido para ser una de las 10 subsedes para el Mundial de Tango 2012, que se realizará entre el 14 y el 28 de este mes.
Los vecinos que representarán a la zona Norte en la categoría “Tango Salón” ya tienen nombre y apellido: ellos son Verónica Natalia Navarro y José Hernán Reynoso, quienes fueron los ganadores del clasificatorio que se realizó en el Centro de Convenciones de Vicente López (Laprida y Vito Dumas), el domingo 22 de julio.
¿Dónde se realizará? Será en el Centro Cultural Munro y en el Cine Teatro York en donde se lleven a cabo las competiciones dentro del Partido. Los días en los que habrá actividades en ambos lugares serán el viernes 24 y el sábado 25, en los que las entradas serán libres y gratuitas para todos aquellos vecinos que deseen concurrir a los eventos.
“Argentina exporta tango. El mundo nos mira como los hacedores de esta disciplina. Ser sede del Mundial de Tango significa una apertura no sólo a nivel local, sino que también internacional”, explica Rafael Staffolani, secretario de Cultura del Partido. Y continúa: “Esta competición, que se viene llevando a cabo en la Argentina, es reconocida en casi todo el mundo. Que Vicente López empiece a estar dentro del mapa como un lugar de preponderancia para el tango es muy importante desde lo cultural, lo social, la inclusión, el turismo y muchos otros factores ”.
El evento es organizado por Tango Buenos Aires, espacio a cargo del Gobierno porteño. En el Mundial participan parejas de bailarines de diferentes países. El certamen, que comenzó a realizarse hace varios años, en 2009 logró un impulso particular cuando el tango fue declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por el Comité Intergubernamental de la UNESCO. “El tango es uno de las danzas más lindas que existen, sino la mejor. No es casual que haya logrado esa declaración”, afirma Silvia Romano, bailarina de Olivos. Con esta edición, el Mundial de Tango estará cumpliendo los diez años de existencia. Osvaldo Bernard, vecino de Munro y amante del tango, se enorgullece de que su Partido sea subsede de esta décima edición: “Me pone muy feliz. Ojalá que nuestras parejas lleguen alto y nos representen bien; confío en que así lo harán”.
“Estoy agradecido de que nos hayan elegido como una de las sedes para llevar a cabo esta disciplina que construye identidad y no entiende de limites geográficos o políticos”, resaltó el intendente Jorge Macri.

domingo, 1 de julio de 2012

El último viaje desde Medellín a Buenos Aires

Hasta llegar al Panteón de Artistas del cementerio de Chacarita, en donde estuvieron hasta el 7 de noviembre de 1937, los restos de Carlos Gardel hicieron un largo recorrido. Primero fue dentro de Colombia. El 25 de junio de 1935, tras una misa de cuerpo presente en la iglesia de La Candelaria, una caravana multitudinaria (la encabezaban actores llevando el ataúd sobre los hombros), lo acompañó hasta el cementerio de San Pedro. Recién saldría con rumbo a Buenos Aires en diciembre. Colocado en una caja de madera forrada en zinc (hubo tramos que se hicieron a lomo de mula por la difícil geografía colombiana) llegó de Cali al puerto de Buenaventura, sobre el Pacífico, en tren. Lo embarcaron hacia Panamá y luego con rumbo a Nueva York. Allí, durante una semana, se hizo otro velatorio. El 17 de enero de 1936 empezó el viaje hacia el Sur en un barco llamado Pan América. Con varias escalas (incluyó a Río de Janeiro y Montevideo) el 5 de febrero de 1936 llegaron al puerto de Buenos Aires. Lo velaron en el Luna Park y al día siguiente, en medio de cientos de miles de admiradores que acompañaron su paso, se lo llevó hasta aquel panteón. Veintidós meses más tarde, se hizo el cambio dentro del cementerio, otra vez frente a miles de personas. Los restos de Carlos Gardel quedaron en el mausoleo que tiene su estatua, ésa donde cada día alguien coloca un cigarrillo encendido en su mano.

Un médico reconoció los dientes de su sonrisa eterna

Ocurrió hace 77 años, en junio de 1935. El relato, técnico pero cruelmente doloroso, menciona al “cadáver número 11” , el de Carlos Gardel. Después del terrible accidente en el aeropuerto de Medellín (en el que, además del cantor, murieron otras 16 personas) muy pocas veces hubo precisiones sobre cómo fue el trabajo de los médicos que tuvieron a su cargo aquella ingrata misión de reconocer los cuerpos con una autopsia. Ese relato es el que aparece ahora, casi ocho décadas después, para agregar más datos y conocer cómo fue el triste final de ese hombre, para entonces figura mundial, y cómo aquello hizo que dejara atrás su categoría de artista para ascender a la de mito.
Aquel informe lleva un título: “Acta de levantamiento de los cadáveres del siniestro de aviación del 24 de junio de 1935” . Y su principal protagonista fue el doctor Luis Carlos Montoya Rodríguez, por entonces jefe de la Oficina Médico Legal de Medellín. Por eso le tocó estar al frente del trabajo. Y quedó registrado en el Boletín N° 1 del volumen 2 del Comité de la Historia de la Medicina, un organismo que es parte de la facultad de Medicina de la Universidad de Antioquía.
A Medellín, capital del departamento colombiano de Antioquía, se la conoce como “la ciudad de la eterna primavera”. Pero desde aquel trágico día quedó asociada para siempre a la figura de Carlos Gardel. Y fue en el mismo aeropuerto donde, dos horas y media después del choque de los dos aviones (había ocurrido a las tres de la tarde de ese lunes), un equipo integrado por los médicos Antonio José Ospina, Luciano Restrepo Isaza, Julio Ortiz Velásquez y Luis Carlos Velázquez hizo el levantamiento de los cuerpos. Eran del grupo que encabezaba Montoya Rodríguez, quien después, con los datos del informe ya redactado, lo firmaría. Los cuerpos fueron llevados a una morgue en la misma ciudad.
“Los suscritos médicos legistas, bajo la gravedad del juramento que tienen prestado, exponen: en esta fecha (Junio 24 de 1935) reconocimos quince cadáveres de hombres (nota de la redacción: otros dos morirían después) fallecidos en el accidente de aviación ocurrido en el día de hoy en el Aeródromo ‘Olaya Herrera’, que ofrecen la actitud propia de los muertos por incineración y cuyos detalles, describiéndolos aisladamente, los expresamos a continuación”. Así comienza el texto que relata uno por uno los daños sufridos por cada una de las víctimas. El de Gardel es el identificado con el número 11.
Un par de días antes de ese momento doloroso, Luis Carlos Montoya Rodríguez había estado en un teatro de Bogotá. Su pasión por el tango y su fanatismo por Gardel habían hecho que para aquella actuación comprara una ubicación en la primera fila de la platea. Y allí no se cansara de aplaudirlo. “Siempre contaba que esa noche quedó impactado, además de por su forma de cantar, por lo blanco y parejo de la dentadura de Carlos Gardel quien, con su sonrisa mágica, atrapaba desde el escenario”, recordó ahora Luz María Montoya Hoyos, una hija del médico quien trabaja como periodista, ante la consulta de Clarín . Y agregó: “Tanto él como mi mamá eran grandes admiradores de aquel cantor”.
El doctor Montoya Rodríguez (nació en Medellín el 14 de mayo de 1906) se había recibido en la Universidad de Antioquía en 1930, cuando apenas tenía 24 años. Y desde ese año hasta 1940 trabajó como médico legista en la Oficina Médico Legal de Medellín. Después dejó esa actividad y estudió Tisiología, una especialización que cursó en la Universidad de Buenos Aires (la cátedra estaba a cargo del profesor Raúl F. Vaccareza) y también en Montevideo, Uruguay. Con esa especialidad trabajó en el Instituto del Tórax de su ciudad natal y en el Hospital La María (atendía sólo a pacientes con tuberculosis) hasta 1968, cuando se retiró con el cargo de director. Dos años antes había sido condecorado por el Ministerio de Salud Pública en Bogotá, cuando recibió la “Medalla Cívica del Mérito Asistencial Jorge Bejarano”. Murió en Medellín el 16 de agosto de 1986, con poco más de 80 años.
Luis Carlos Montoya Rodríguez jamás imaginó que aquella impactante imagen de un Gardel sonriente, la que dos días antes del desastre había visto sobre el escenario, iba a resultar fundamental para identificarlo entre esos cuerpos calcinados. “Mi padre recordó toda la vida la dentadura impecable de su ídolo y mucho más después del accidente; dijo que ella fue clave para identificarlo porque estaba impecable, en muy buen estado”, contó Jorge Montoya Hoyos, otro de los siete hijos de aquel médico cirujano, a Clarín . Y también recordó otros dos detalles que su papá siempre tenía presentes: “Decía que en ese cuerpo de Carlos también había encontrado una ‘daguita’ (sic) y, en un bolsillo, un papel chamuscado con la letra de una canción titulada algo así como ‘La patojita’ (según recuerda una hermana) o ‘La cieguita’ ; después también imitaba en su ademán la forma en que el cantor se agachaba cuando tocaba la guitarra”.
“N° 11. Carlos Gardel. Hallado en decúbito ventral (nota de la redacción: significa boca abajo) bajo las válvulas de un motor. De cuarenta y ocho años de edad.
Uruguayo, de la ciudad de Tucuarelo (sic), Provincia de Montevideo (nacionalizado en la Argentina).
Identificado por el buen estado de la dentadura, una cadena al parecer de oro, sin reloj en la muñeca izquierda, un chaleco aboyonado (nota de la redacción: significa relleno) con plumas, y por una cadena fina pendiente de la ropa con unas llaves y una chapetica con esta leyenda: ‘Carlos Gardel – Juan Juares (sic) 735 – Buenos Aires”. El texto es la primera parte de aquel informe que firmó el doctor Montoya Rodríguez. Ese texto es el que algunos usan como uno de los elementos para sustentar aquello de que Gardel no había nacido en Toulouse, Francia.
Después seguían dos párrafos más, tremendos, conmovedores. “Presenta quemaduras de cuarto, quinto y sexto grado generalizadas y sangre en la región temporal, el pómulo y el ojo derechos”, decía el primero. El otro era mucho más duro: “Por causa de la quemadura, están descubiertas las costillas en la cara externa del hemitórax derecho, el tercio inferior del fémur de este lado, el tercio inferior del fémur izquierdo y la tibia del mismo lado, debido a carbonización de los tejidos blandos que los cubrían; igualmente, por causa de la incineración faltan ambos pies”.
Aquel devastador relato se repite con cada una de las quince personas que murieron en el momento del accidente. Alfonso Azzaf y Angel Riverol murieron un par de días después, llevando el número a 17 personas. En el texto también se menciona que tres cuerpos, identificados con los números 8, 9 y 10, pertenecían a Alfredo Le Pera, Guillermo Desiderio Barbieri y José Corpa Moreno, pero aclara “sin que se pueda precisar cuál de estos nombres corresponde a cada cadáver”.
En el avión en el que iba Gardel (era de la compañía SACO y cubría la ruta Bogotá-Medellín-Cali) estaban Ernesto Samper Mendoza (piloto y pionero de la aviación colombiana); Wlliam Foster (copiloto); Grant Yetman Flynn (jefe de tráfico); Alfredo Le Pera; Guillermo Barbieri; Angel Riverol; José María Aguilar (fue uno de los sobrevivientes); José Corpas Moreno; José Plaja (otro sobreviviente); Alfonso Azzaff; Henry Swartz y Celedonio Palacios. Contando al cantor, trece personas. En la otra máquina (era de la compañía SCADTA) viajaban Hans U. Thom (piloto); Hartmann Furst (copiloto, quien fue el tercer sobreviviente); Juan Castillo (un chico de 14 años que trabajaba como asistente de los pasajeros); Estanislao Zuleta Ferrer; Guillermo Escobar Vélez, Jorge Moreno Olano y Lester Wallack Alleck Strauss. Siete en total. Los que creen en cábalas y el significado de los números siempre aluden a lo mismo: “el 17 (la cantidad de muertos es la desgracia; el 13, ‘la yeta’ o la mala suerte, que es lo mismo”.
Aquel informe quedó en la historia, como el doctor Luis Carlos Montoya Rodríguez, el hombre que tuvo la dicha de ver a Carlos Gardel en su esplendor y en la dolorosa imagen de su triste final. Sin embargo, unos años después, su fanatismo por el cantor no había mermado. Sus familiares recuerdan que él y su esposa vivieron durante seis meses en la Argentina, cuando hacía su especialización en Tisiología. Estaban alojados en el hotel Savoy y en sus ratos libres fueron a buscar las huellas del ídolo en Buenos Aires. Obviamente pasaron por Jean Jaurés 735 (hoy casa-museo), aquella dirección que estaba grabada en “una chapetica” y también fueron hasta el cementerio del barrio de Chacarita para detenerse frente a “ese bronce que sonríe”. No fue todo: además les tocaría vivir otro acontecimiento importante para los argentinos. Era julio de 1952, justo el momento en el que moría Eva Perón. Ellos vieron aquello y cuentan que también se conmovieron. Pero esa es otra historia.

La carta que llegó un día después

Al día siguiente de la muerte de El Zorzal, su amigo Armando Defino recibió esta carta de Gardel: “Bogotá, 20 de junio de 1935. Querido Armando: Tuve el gusto de encontrar en el Consulado cuatro cartas tuyas y te imaginarás con qué ansiedad me mandé tus relatos. Desde luego, me afectó extraordinariamente la noticia de la muerte del pobre Alfredo Deferrari, a quien yo le hubiera dado cien años de vida por excelente condición. Ya mandé el pésame a la familia [...]. Las noticias que enviaste sobre el “El día que me quieras” me produjeron mucho placer. Yo ví la película aquí en Bogotá, en privado, y Paramount está loca con el film. ¡Con decirte que van a lanzarlo en 5 teatros al mismo tiempo, en una ciudad donde hay apenas 15 cines!... A mí la película me volvió a causar una impresión inmejorable y sigo creyendo que es mi mejor trabajo cinematográfico y que hemos matado el punto con las canciones. Me alegra la noticia de que se estrena en julio y espero que llegaré con los laureles fresquitos a Buenos Aires. Acerca de “Tango Bar”, a pesar de la carnicería, resultó un formidable éxito en una privada en New York. Como se acerca el momento en que se estrenará “El día que me quieras” estate atento sobre la música. Yo creo que esas canciones pegarán el gran golpe y que “Cuesta abajo” pasará al olvido. Lo mismo te digo acerca de los discos. Teneme al tanto de esas cosas... Ahora la vamos viajando en avión y ya te imaginarás el fierrito de los guitarristas... elogian la comodidad y la rapidez del avión pero no ven la hora de largar. Hay que ver las risas de conejo de todo el personal cuando se meten en los trimotores... Antes de salir de Panamá te escribo. Espero noticias tuyas en Cuba. Un gran abrazo, CARLOS.”

Monedas de oro y faja de gaucho

Tras el accidente, se hallaron estas pertenencias de Gardel: -Ocho espuelas de gaucho para teatro, con 12 monedas de oro de distintos países.
-Una chapeta de la faja que usaba en la cintura, con una moneda de oro de 20 dólares en el centro y a sus alrededores seis monedas de oro de distintos valores; y 11 más de la Argentina, de cinco pesos oro cada una. Tiene también 11 estrellas y 12 argollas de oro.
-Cuatro chapetas de metal blanco, para cinturones de lujo.
-73 chapetas de plata con incrustaciones de oro en el centro, con las cuales estaba adornada la faja de Gardel.
-46 monedas bolivianas, de 20 centavos, que servían para adorno de los vestidos de teatro.
-Un saldo de polvos y pomadas que servían para el maquillaje.
-Un lote de papeles de música.
-Dos cortauñas.
-Una pulsera de oro.
-Una cadena fina con tres llaves.
-Dos chapetas de oro con las iniciales C. G..
-Un puñal con estuche de plata, con incrustaciones de oro.
-Cuatro tijeras pequeñas.
-Un par de guantes de cuero.
-Cuatro calzadores de metal.
- Una chequera en blanco.
-Un pasaporte expedido en Francia y cartas de amigos

martes, 26 de junio de 2012

Confirman que Gardel nació en Uruguay...

Una combinación de gráficas estadísticas, estudios genéticos y análisis de fotografías aportan nueva luz sobre un viejo misterio. La estatura del cantante es clave.
El docente uruguayo Eduardo Cuitiño -profesor de Estadística en la Facultad de Ingeniería de la ORT- elaboró un ensayo desmenuzando los

datos más controvertidos de la biografía del cantante, y concluye que el “Zorzal Criollo” nació en Uruguay en 1887.
Según publica el diario El País, Cuitiño parte de la base de que las dos premisas hasta ahora aceptadas -la de Charles Romuald Gardes, nacido en Toulouse en 1890, y la de Carlos Gardel, nacido en Tacuarembó, en 1882 o 1884- tienen respaldo documental y testimonial. Pero “ambas son inconsistentes”, afirma. “Si queremos formalizar una tesis seria y coherente, hay que ir directo a la esencia del problema. La tesis ‘uruguayista’, así como está formulada, es inconsistente desde el punto de vista histórico; sin embargo, la matemática puede hacer una corrección contundente, transformándola en una tesis científica”.
“Un documento (un pasaporte o un testamento manuscrito) pueden falsificarse; un hombre puede mentir sobre su verdadera edad, pero nadie puede rebatir la estadística ni las leyes de la genética”.
A partir de eso, el autor del ensayo expone uno de los pasajes biográficos más reverenciados por los partidarios de la “tesis francesa” del origen de Gardel (esto es, que nació en Toulouse, en 1890): su arresto en Argentina, en 1904, cuando era menor de edad.
Gardel fue apresado en Florencio Varela (así lo demuestran sus huellas digitales registradas). Se identificó como “Carlos Gardes” y declaró tener 14 años. Si hubiese nacido en 1884, como afirman algunos defensores de la tesis uruguayista, tendría entonces 20 o 21 años. No podía quedar detenido (como quedó certificado) por escapar de su casa, y haber recuperado su libertad por intersección de un mayor de edad.
En esa detención se le midió su estatura: 1,60. “Este es un detalle clave“, afirma Cuitiño. “Hay estadísticas vitales que son invariables. De acuerdo con esa estatura, solo caben dos posibilidades: el detenido (Charles Romuald Gardes, nacido en 1890) tenía 14 años, o (Gardel, nacido en 1887) tenía 17″.
Si el chico hubiera nacido en 1890 -como Charles Romuald Gardes- su estatura correspondería a un percentil 75 (ver gráficos). Ese percentil no varía, estadísticamente, a lo largo de la vida de un individuo. Un chico que a los 14 años mide 1,60, alcanza una estatura de 1,77 en su edad adulta. Gardel nunca llegó a ella”.
“En cambio, una persona de 1,60, nacida en 1887 (con 17 años en 1904) medirá en la edad adulta entre 1,66 y 1,70“, lo cual se corresponde con un percentil 15 (en el que se situó a lo largo de su vida).
Si el detenido, como afirma la tesis “francesista” era Charles Romuald Gardes, en la edad adulta estaría entre los “altos” (1,77). En cambio, estaría entre los “bajos” si hubiera nacido en 1887, como el propio cantante afirmaba.
Voluminosos documentos gráficos muestran a Gardel, en su infancia y en su edad adulta, rodeado de personas. En todos ellos, Gardel aparece con estatura más baja que la mayoría de quienes lo rodean. Incluso en una foto escolar, que nadie refuta como auténtica, se aprecia que el cantante está en el percentil más bajo de altura entre los alumnos de su fila.
Cuitiño, además, escudriña una larga lista de documentos y testimonios que hacen referencia al año de nacimiento de Gardel. Graficando datos de esas fechas y utilizando un modelo matemático de distribución de probabilidad, habitual en la estadística, el docente revela el valor más fidedigno para la fecha de nacimiento del cantante: 14 de marzo de 1887. O sea, que nació en Uruguay.

NB.:..Esto solo es una fundamentación de una de lastres hipotesís de su lugar de naciemiento...al igual que fonoaudiólo puede demostrar que nacío Tolouse, Francia...en fin me voy a buscar el tango del Zorzal Criollo "Mi Montevdeo Querido"!

Ricardo Montaner nació en Argentina, pero su crianza, carrera y vida la ha hecho en Venezuela. Se presenta como venezolano (maracucho, por haber sido criado en Maracaibo, Estado Zulia).
Esto es para citar un ejemplo; uno es de donde se desarrolla, de donde adquiere educación, vivencias, modismos, etc... y no de donde abre los ojos por primera vez. Por cierto, lo que se describe en la nota es una TEORÍA, una HIPÓTESIS, y no un hecho irrefutable. Es respetable más no certero, por tanto, el título de la nota está equivocado: no se puede decir “CONFIRMAN”.
Lo que si podemos decir, sin temor a equivocarnos es que Gardel, es el cantante ARGENTINO más importante de todos los tiempos.

lunes, 21 de noviembre de 2011

Roban objetos de Gardel en muestra en Buenos Aires

Objetos que pertenecieron a Carlos Gardel, como un anillo de oro y zafiro, un relicario y un alfiler de corbata, fueron sustraídos de una muestra que se exhibe sobre el cantante en el Centro Cultural Borges de Buenos Aires, confirmaron ho
y fuentes del establecimiento.
El robo se concretó este viernes en una de las salas del centro cultural de la capital argentina, donde se pueden ver varios objetos del “Zorzal criollo”, entre ellos una guitarra que le obsequiaron en 1925 y afiches para la promoción de un espectáculo en París.
Los encargados de la muestra desconocen hasta el momento quienes fueron los responsables, pero creen que se trata de personas que querían conservar algo de la gran figura del tango que impulsó las canciones del dos por cuatro a nivel mundial.
“Los argentinos tenemos que reflexionar sobre nuestra actitud hacia el patrimonio común. Este tipo de cosas generan que los coleccionistas no quieran exhibir sus pertenencias. Estas cosas tienen valor porque forman parte de la vida de Gardel”, sostuvo al diario La Nación la curadora de la exposición, Micaela Patania.
Los elementos robados forman parte de la colección Gardel Delfino, que también cuenta con otros objetos personales, cartas, fotografías y muebles del artista.
Gardel, muerto durante un accidente de avión el 24 de junio de 1935, dejó un legado de un millar de grabaciones discográficas y una veintena de películas y musicales, además de haber sido pionero del tango canción y de los vídeos musicales.
EFE

sábado, 15 de octubre de 2011

Francis Andreu: una gema uruguaya hace pie en la Argentina

JUVENTUD. Francis Andreu.Voz grave, intensa y joven, es una de las revelaciones del tango rioplatense. Descubierta por un productor argentino mientras tarareaba temas en un recital de Adriana Varela, se acaba de editar su primer disco en el país.
Amantes de la música, y especialmente del tango, un nombre para memorizar: Francis Andreu. Es uruguaya, tiene 26 años y una voz grave, intensa, de tono arrabalero, además de un fuerte carisma y manejo escénico, poco habitual en una mujer tan joven que se atreve con un género tan varonil. Por estas características, pero también por otras que el público podrá descubrir al escucharla o al verla, está llamada a ser, en breve, una de las figuras femeninas en el tango del Río de la Plata.
El origen de la artista se dio, por esas cosas del destino, hace diez años, y en él estuvo involucrado el argentino Horacio Pessagno, por entonces manager de Adriana Varela, a quien Francis había ido a ver a un boliche del centro de Montevideo. Pessagno quedó impactado por la voz de esa adolescente que tarareaba, uno a uno, los tangos que cantaba la Varela.
A instancias del productor grabó un demo en Buenos Aires y a los pocos meses, en el mismo boliche donde la descubrieron, se presentó por primera vez ante el público, junto al músico uruguayo Alberto Magnone. Fresca y desfachatada encandiló a todos, sin excepción.
No pasó mucho tiempo para que Pessagno le ofreciera un contrato para lanzarla en Argentina. Pero la novel artista no aceptó: "Era por cinco años ¡Mucho tiempo!", recordó Francis en una entrevista del suplemento Cultural del diario El Pais de 2004. "Me acuerdo que cuando me lo dijeron enseguida pensé: '¡Si ni se donde voy a estar mañana, qué voy a firmar! Pero por otra parte me sentía súper seducida. El que me bajó un poco a tierra fue mi viejo: '¿Estás segura?. Es mucho tiempo, pensalo bien; si te convence yo firmo". Lo pensé y me di cuenta de que no podía embarcarme en esa. El viejo, un crá", remató con una típica expresión uruguaya.
En esos primeros años, sin grandes luminarias, se presentó en varias oportunidades en el Bar Tabaré ("Hoy mi espectáculo es para lugares pequeños, más íntimos. Me pasa que cuando estoy lejos no veo las caras y es como que no canto para nadie", reconocía) y, a través del boca a boca, su nombre empezó a cobrar cada vez mayor dimensión. Mientras muchos comenzaban a "pedirle" que grabara un disco, ella prefería prestarle más atención a algunos referentes, como Jaime Roos, que la aconsejaba en cuestiones musicales y de escenario. "Me tira varios piques", confesó en la entrevista antes mencionada. "Por ejemplo una vez me dijo: 'No podés reírte cuando cantás Afiche. La letra es durísima y a vos siempre se te escapa una carcajada'. Me quedó grabado".
A la par de su crecimiento empezó a recibir, de personas de diversos países, decenas de propuestas, que invariablemente fue rechazando.
Sin dejarse seducir por la mieles rápidas del éxito o encandilarse con la luces de neón, Francis prefirió no apurar los procesos naturales y tuvo tino para a veces desaparecer de los escenarios, y así no saturar al público.
Fue así que, en pos de lograr una mayor madurez interpretativa, recién una década después de debutar grabó su primer disco, Francis, que en Uruguay apareció hace pocas semanas por el sello Montevideo Music group, y que la semana pasada salió en la Argentina, editado por S-music. A descubrir.

martes, 30 de agosto de 2011

Una pareja de Colombia ganó el Mundial de Tango

EN EL LUNA PARK. LOS VENCEDORES LEVANTAN LA COPA TRAS RECIBIR EL PREMIO, ENTREGADO POR EL MINISTRO DE CULTURA PORTEÑO HERNAN LOMBARDI.Por penales. Así podría decirse que se definió el Mundial de Tango que consagró ayer, en la categoría Salón, a la pareja de colombianos integrada por Diego Julián Benavídez Hernández y Natasha Agudelo Arboleda. Es que por primera vez hubo desempate entre dos parejas. Y el público, que llenó el Luna Park, lo vivió con la ansiedad y la pasión de una auténtica definición futbolera, con ovaciones y gritos que bajaban desde las tribunas.
Los venezolanos John Erban y Clarissa Sánchez, de Caracas, Venezuela, protagonizaron un vibrante desempate, al que se llegó debido a que terminaron con los mismos puntos tras cuatro rondas de baile en las que superaron a las otras 38 parejas que comenzaron la final. Y el premio mayor fue para los colombianos de Bogotá, que son marido y mujer , empezaron a bailar hace 15 años y además se convirtieron en los primeros de su país en llevarse el título. El podio lo completaron Brian Nguyen y Yuliana Basmajyan, de San Francisco, Estados Unidos, mientras que Otto Honeker y Florencia Aguzín fueron elegidos por el público como los mejor vestidos.
Como el año pasado, el Luna Park fue el marco ideal para acompañar a las parejas que disputaban su lugar en cada ronda. El público regaló aplausos y ovaciones y celebró la selección musical que hizo bailar a los 40 finalistas y que arrancó con “Nada”, en una versión de Alberto Podestá que se llevó un reconocimiento aparte.
“Fue un año que pasó muy rápido. Estuvimos trabajando y viajando por el mundo, conocimos lugares que jamás habíamos pensado conocer, como París, Roma o Londres. Y los estilos de baile que existen en cada uno. Fue mucho esfuerzo, pero se nos abrieron posibilidades y trabajos. Hoy seguimos bailando juntos y estamos preparando alumnos para competir. Y volvimos al Mundial a verlos a ellos”, dijeron Sebastián Jiménez y María Inés Bogado, los campeones del año pasado.
Durante las cuatro rondas también sonaron “Recuerdo”, de Osvaldo Pugliese, “Milongueando en el 40”, de Aníbal Troilo, “Corazón”, de Carlos Di Sarli con voz de Roberto Rufino, y “El pensamiento”, de Juan D’Arienzo.       Este año, la final de la categoría Tango Salón, que reconoce el baile típico de las milongas, tuvo sobre su escenario a bailarines porteños, del interior (desde Misiones a Tierra del Fuego) y de muchos lugares del mundo : durante poco menos de una hora, pasaron colombianos, uruguayos (que estuvieron entre los más ovacionados), italianos, japoneses, portugueses, venezolanos, griegos, coreanos y estadounidenses.
La espera de la definición del jurado, integrado por María Nieves, Miguel Angel Zotto, Eduardo Arquimbau, Julio Dupláa y Carlos Borquez, contó con artistas rioplatenses: Rubén Rada reversionó su “Candombe para Gardel” con “Milonga sentimental”: el público agradecido. “Tango y candombe estamos pegaditos. Yo soy un murguero gardeliano”, dijo Rada. Y lo sostuvo con su voz en el inédito “Araca con el tango”.
Antes del cierre, la Orquesta típica del Río de la Plata hizo “Veredas de dos orillas”, y Pitufo Lombardo y Pinocho Routin, emblemas de la música popular uruguaya, emocionaron con sus voces en “Rocanrol”.
“Juntar un coro murguero con una orquesta de tango consolida y legitima unas fusiones musicales que están flotando en el aire desde hace muchos años en un lugar tan importante, con tanta mística, como es el Luna Park. Es una alegría cantar una canción rioplatense acá”, dijo Pinocho Routin, voz emblemática de Uruguay que integró el grupo de Jaime Roos.
Para el final, el Luna volvió a ser porteño en un homenaje a Juan Carlos Copes, que bailó “La cumparsita” con su hija Johana.
Una pareja de colombianos se impuso en la novena edición del Mundial de Tango de Buenos Aires en una ajustada final en la categoría "tango salón", una modalidad que privilegia este baile como una práctica social netamente porteña.
Natasha Agudelo y Diego Benavidez, un matrimonio oriundo de Bogotá, se alzó con el título en un reñido mano a mano con dos bailarines venezolanos, con los que inicialmente habían quedado empatados en la final disputada junto a otras 38 parejas en el mítico estadio Luna Park ante 6.000 espectadores.
El jurado decidió que se había producido un empate entre ambas parejas, que tuvieron que volver a bailar, lo que terminó por determinar el triunfo de los colombianos y el segundo puesto de la pareja venezolana.
Es la primera vez que una pareja de Colombia gana la final de "tango salón", informaron los organizadores, que precisaron que hasta ahora participantes de esa nacionalidad sólo se habían impuesto en una ocasión en la categoría de "tango escenario", una modalidad que concibe este baile desde una vertiente coreográfica vinculada con el espectáculo.
Los ganadores se llevaron como premio 30.000 pesos (7.109 dólares) e indumentaria exclusiva para bailar tango.
Participaron en la final las 37 parejas que se clasificaron en las semifinales, a las que se sumaron los ganadores del Campeonato de Baile de Buenos Aires y del Campeonato Europeo de Turín (Italia).
El mundial cerrará hoy con la final de "tango escenario", en el que competirán 20 parejas, consignó la agencia española EFE.

martes, 23 de agosto de 2011

Arrancó el Mundial de Tango y Buenos Aires es una gran pista de baile

foto perfil.comDesde las 11 de la mañana y hasta las 7 de la tarde (o bien hasta que se agoten), se entregarán hoy en la Casa de la Cultura (Av. de Mayo 575), las entradas para las semifinales y finales del Mundial de Baile de “Tango Salón” y “Tango Escenario” que se realizarán los días viernes 26 y sábado 27 en el Centro de Exposiciones, y lunes 29 y martes 30 en el Estadio Luna Park.
En el caso de las finales del Mundial de Baile en Tango Salón y Tango Escenario, no sólo presentan una competencia de primer nivel mundial entre las mejores parejas de baile, sino que también agregan como atractivo notables espectáculos musicales y de danza: el lunes 29 se presentarán la Orquesta Típica del Río de la Plata y el percusionista y cantante uruguayo Rubén Rada. Y el martes 30 actuará la companía Tangokinesis que dirige Ana María Stekelman y el gran cantante Jairo junto a la Camerata Argentina dirigida por Pablo Agri, presentarán su homenaje a Carlos Gardel.
Por otra parte y a partir de las 14 ya se llevan adelante las primeras rondas clasificatorias de la especialidad Tango Salón, en la pista María Nieves del Centro de Exposiciones. Mañana martes a la misma hora y lugar, se realizarán la segunda jornada de clasificación. Cada pareja inscripta, tendrá la posibilidad de dos presentaciones para ser evaluadas por un jurado integrado por 5 calificados miembros de la Asociación de Maestros, Bailarines y Coreógrafos de Tango Argentino, la Asociación Organizadores de Milongas y la Cámara de Casas de Tango y Música Popular Argentina.

lunes, 15 de agosto de 2011

El tango "ilegal" hace furor en las calles de París

"MILEGALES". Bailes improvisados en los lugares más lindos de París.De manera clandestina y a través de listas de correos electrónicos, un grupo de parisinos organiza varias veces a la semana y sin la autorización de las autoridades de París "milongas ilegales" al aire libre en las que participan decenas de parejas apasionadas por el tango.
Como en sus años de oro, esa danza vuelve a hacer furor en París, pero no solo en los cabarés sino también en las calles y en los lugares más emblemáticos de la capital francesa, como la explanada frente a la fastuosa Ópera Garnier, las columnas de Buren del patio central del Palais Royal e incluso los muelles frente al río Sena.
A estos telones de fondo de lujo se le agrega una pizca de travesura, dado que estas milongas no cuentan con el visto bueno de las autoridades de la ciudad y por tanto son "milegales", como las llaman los organizadores utilizando un juego de palabras.
Cientos de personas están inscritas en esas listas de correos coordinadas por los franceses Fabrice Ballion y Tonton Jojo (como se hace llamar), que envían un mensaje el día anterior o apenas horas antes anunciando el lugar y la hora donde se hará la siguiente convocatoria.
"Cuando comenzó, hace más o menos dos años, había un pequeño grupo, de una decena o quincena de personas, y poco a poco ese núcleo se agrandó. La gente hablaba y entonces se inscribía en las listas y después el rumor circuló por todos lados y rápidamente se estuvo al tanto", explicó Ballion.
En cada milonga participan alrededor de 50 parejas de todas las edades, que llegan furtivamente de todos los rincones de París y que están siempre atentas para irse rápidamente cuando la policía amenaza con incautar el equipo de música que usan para poder bailar.
"En general la policía es muy comprensiva. No venimos para pelear, venimos para danzar y pasar un buen rato", dice una tanguera italiana de unos 70 años, que prefiere no identificarse pero confiesa con picardía que cuando los agentes llegan para cancelar el baile "se largan" velozmente del lugar.
Los jóvenes también están presentes, atraídos por el tango por diferentes razones, como la que da un joven argelino que reside en París y que conoció la danza rioplatense a través de la película "Perfume de mujer", cuando Al Pacino bailó al son de "Por una cabeza".
"Soy guitarrista y durante mucho tiempo me interesó el folclore argentino, como la chacarera. Luego quise tocar tangos pero para poder hacerlo primero tuve que aprender a bailar. Y ahora que lo bailo ya no lo toco más", explicó el joven